miércoles, 2 de septiembre de 2015

La inexplicable "ausencia" de Defe en Ciudad Evita

No hay manera de encontrarle explicación al inesperado traspié de Defensores ante uno de los peores equipos de la categoría como Sportivo Italiano, categoría que dicho sea de paso muy probablemente pierda. Si en el posteo anterior aseveré que Defe solía suplir su falta de fútbol con su generosa entrega de luchar hasta el último minuto, eso que en fútbol se llama "tener huevos",  esta vez hay que decir, lamentablemente, que ante el pobre Italiano (10 partidos que no ganaba) además de faltarle fútbol de nuevo, los huevos del Dragón se ausentaron sin ningún aviso previo. Por eso es tan extraña esta “ausente” presencia de Defensores en Ciudad Evita. Aunque también hay que decir  que desde el banco de suplentes mucho no se hizo para ayudar a Defensores y sus jugadores: Della Picca en verdad hizo todo lo contrario que hay que hacer para intentar ganar. Nunca en mi vida de fútbol, vi a un equipo –puntero, encima- jugarle a un rival al que lo separaba toda una tabla de posiciones completa, sin ningún tipo de codicia ofensiva. Pero lo verdaderamente insólito se vio con los cambios que decidió el DT: sacó dos delanteros por dos volantes, pero lo máximo de lo máximo y que debería quedar en arcón de las decisiones asombrosas, fue cuando sacó al 3 (y ahí,  todos nos esperanzamos con que iba a dejar línea de tres para poner a un delantero) por otro 3!!!.
Le juro, al que no se enteró, que esto fue verdad, y no es que el 3 Giménez estuviera lesionado. Fue táctico el ingreso del limitado Quiñonez! Y aunque Giménez hubiera tenido problemas, está claro que el DT debiera haber intentado otra cosa. Pero Della Picca (está claro que no es santo de mi devoción, no por nada particular, sino por el daño que con sus conservadoras propuestas le hace a la esencia del juego) intenta poco. Muy pocas veces cambió su obsesión con el doble cinco, y las veces que lo hizo, Defensores tuvo sus mejores momentos de fútbol. Y cuando sacó a Aguirre, apenas Italiano nos marcó, ni los pibes que transmitían por la Internet de TyC Sports pudieron disimular su asombro.
Y encima sobreviven en Fito caprichos de un hombre grande. Que Buono siga como titular inamovible es un capricho de senectud; que siempre el primer cambio sea Aguirre, también; que no le dé ni una chance al delantero Rojas, que llegó de Témperley y se cansó de hacer goles en la Reserva, también. Que a Amaya, única incorporación del receso, recién ahora lo esté utilizando pero no de punta, que es lo que es, sino de carrilero por izquierda, también. Que no se mueva del 4-4-2 es de una antigüedad notoria, y que descarte absolutamente a  los jugadores que generan juego (tanto que dejó ir al único que había en todo el plantel, Vergara) es otra demostración más que refleja un excluyente temor a que le marquen en el arco propio. Defensores tiene la valla menos vencida, pero el problema del fútbol, o su gracia, en realidad, es que se juega con dos arcos.
Después de tantas fechas en la punta, después de llevar 8 puntos de ventaja al escolta, tres cachetazos consecutivos de visitantes –cuando el DT abandona toda audacia, sea el rival que fuere-, nos bajaron a la realidad. Jugando como juega, ¿se podía seguir manteniendo en la punta Defensores? No hay hechizo que dure cien años. La suerte al final se marcha enojada si insistís en hacer las cosas mal.
Ahora quedamos a dos puntos de Brown, y Estudiantes se nos acerca. Al equipo de Adrogué parecería que le resta un fixture más complicado que a Defe. Pero si Defe juega como jugó ante el último, de mucho no sirve el análisis de lo que le queda a cada uno. Si Fito no cambia de postura, será entonces otra hermosa oportunidad perdida.         

miércoles, 26 de agosto de 2015

Seguimos en la punta porque nos sobran huevos

Ya a esta altura qué vamos a cuestionar: Este Defe es garra, corazón y Anconetani, Goux, Enrique, Sosa y Fioretto. Cinco jugadores llevan a un equipo a la punta durante 18 fechas! (Defe agarró la punta del torneo en la fecha 13) ¡Son verdaderos gigantes! Ya no voy a cuestionar al técnico, porque va a seguir haciendo lo que hace, que a veces como contra Fénix es raro. ¿De qué jugó Amaya? La única incorporación para el tramo final es este atacante de punta, pero contra Fénix lo puso de medio punta tratando de cubrir la desolada izquierda del equipo. Qué lío que fue tácticamente Defensores…  Porque por derecha estaba todo, el buen pibe Zacarías, el inmenso Enrique que cada tanto daba una mano por el otro lateral, y el otra vez el irreemplazable Aguirre por más que muestre su irregularidad, y erre goles como el que erró en soledad, en el arranque del complemento tras una notable asistencia de Fioretto. Pero Defensores no estaba equilibrado ante el bueno de Fénix, y menos mal que a veces Enrique parece de otra categoría y con la ayuda de Buono peleó una pelota a lo guapo cerca  del final del primer tiempo y la mandó a guardar con un derechazo justo al palo derecho contrario.
A lo guapo, Defensores suele ganar así, con poco fútbol, metiéndose atrás, derrocha esfuerzo y conmueve. Aunque siga olvidando bastante el fútbol, su generación, el juego, lo que también hace a un equipo grande. Pero es cierto  que Defe tiene poco recambio comparado con el Brown del Bigotón, con el que pelearermos. Parece palmo a palmo el título. Es que Estudiantes se cae y Atlanta también.
Pero sucede, creo, confiemos,  que “nosotros tenemos los huevos que vos no tenés…”

jueves, 20 de agosto de 2015

Banderazo el martes a las 19 para reforzar la confianza de nuestros jugadores en la recta final

Hubo quienes tiraron la idea de hacer un banderazo el próximo martes, cuando llegue el plantel para disputar en nuestra cancha, a partir de las 20.30, el partido frente a Fénix. Creo que es una buena idea, para brindarle el apoyo al equipo en este momento clave. Faltan 13 fechas para finalizar el campeonato, son 15 las jornadas que llevamos punteros,  se nos han acercado demasiado otros equipos, y es el momento de fortalecer la confianza. Venimos de perder dos partidos consecutivos de visitantes, y si bien es importante ser fuertes en casa, hay que recuperar la solidez que en parte del torneo el equipo conservó en cualquier cancha que jugara.
Esta vez nos vino bien que el partido pasara para la TV del martes, así pueden llegar a recuperarse nada menos que los dos centrales, Goux y Barbieri. Después está el tema problemático de cómo arma el técnico el equipo de mitad de de cancha para arriba. En mi humilde opinión, si Defensores quiere ascender, hay que abandonar definitivamente tanta especulación. Creo que sería bueno jugar con Chiquilito en función de enganche, y con el Topo Aguirre y Rojas (al que se le tiene que dar una oportunidad, viene de Témperley y es el goleador de la Reserva!) También me parece que tendría que jugar Quiñonez en lugar de Giménez, y no pegar tanto a Baima por la raya izquierda, para que pueda acompañar a Chiquilito en la generación de juego, como ocurrió ante Tristán Suárez. El otro día contra Morón Chiquilito fracasó porque no tenía con quien jugar de tres cuartos para adelante.  En lugar de Serrano, que llegó a las cinco amarillas, jugaría el pibe Zacarías, el 4 de la Reserva.
Vamos Defe! A las 7 en punto de la tarde del martes a esperar la llegada del plantel, para darle todo el aliento posible. Estas tres fechas que se vienen son muy importantes, no se pueden perder puntos ante Fénix, Italiano afuera, y Almagro de local. Es que Brown tiene dos partidos seguidos de local (Armenio y Merlo) y después visita a la UAI. Es posible que saque los 9 puntos en juego, o como mínimo 7, entonces Defe no puede aflojar. Antes de enfrentarnos en la fecha 38 en el Pasquale, Defe tiene que visitar a Atlanta, pero ellos deberán ir a Caseros a enfrentar a Estudiantes.

En fin, hagamos todo lo posible para que este torneo no se nos escape. Ya es tarde para hacernos mala sangre de que no haya un enganche en todo el plantel, ni un cuatro suplente, y sí cuatro 9!. Pero con lo que tenemos somos los líderes hace rato. Hay que ser más audaces, nada más, porque sino, ya quedó visto que se corren demasiados riesgos. Vamos, hagamos un banderazo y respaldemos a los muchachos que salen a dejar bien arriba nuestro colores.                    

domingo, 16 de agosto de 2015

Fito hace planteos que no corresponden a un puntero

¿La verdad? No tengo mucho más que decir. Estaba escrito, como dije, que nos iban a tratar de perjudicar. Y el solícito Lupani nos dio otra vez en contra un penal extraño, porque nos sacaron la TV de TyC, y nadie de estos dirigentes tan longevos de ser dirigentes que tenemos, se inmutó. Pero más allá de estas cosas evidentes,  jugamos a veces, y esta vez contra Morón, con planteos que no corresponden a un equipo puntero. Perdimos por tercera vez en el torneo y está bien, si  merecimos perder. Pero sin audacia ofensiva salvo cuando faltaban veinte minutos para terminar. Como si jugáramos contra el Barcelona, habrá pensado nuestro Fito en Morón. Pero el Barsa se acaba de comer 4!, por ir y venir, qué espanto diría Fito, es mejor perder 1 a 0!
Ojalá que me equivoque siempre. Pero el DT que tenemos saca puntos, pero nunca gana nada, y no me digan que salió campeón de la C, que eso fue la última vez que Deluca la puso  y se interesó por Defe.

miércoles, 12 de agosto de 2015

Nos iban a televisar contra Morón, pero llegó la sospechosa orden que no, y encima nos dirige Lupani!


Este muchacho referí, Ignacio Lupani, que nos va a dirigir de nuevo frente a Morón, nos está haciendo doler la cabeza. Es como la sombra nuestra de este fútbol en el que nadie confía en nadie. En realidad no es él, son las sombras negras que siguen reinando impolutas en la AFA. Son muchas casualidades.Que Ignacio Lupani nos haya dirigido seis veces, si no me equivoco, en los últimos tres meses, es raro. Pero lo que no se olvida, porque en vez de llevarle a Brown 4 puntos de ventaja le llevaríamos 6, fue su lamentable y tendenciosa actuación frente a nuestro escolta Brown, allá en Adrogué, cuando nos cobró en contra –Lupani-, dos penales muy sospechosos, demasiado. Ya dijimos que el vice de Brown conduce la categoría…
Pero lo que arrima más malos pensamientos, es que el sábado jugamos contra Morón, un partido que todo el mundo daba por televisado a las 13.05, hasta los cronistas del propio TyC lo anunciaban. Pero de golpe y porrazo, el partido se pasó para las 15.30 del sábado, y sin TV. ¿Qué pasó???  Mejor no imaginar. Cuando a los referís sospechados y sospechosos como Lupani no lo televisan, agarrate. Y el Gallito del Oeste tiene antecedentes frescos en cosas turbias ¿Se acuerdan de la última fecha de B Metro del año pasado, cuando nos jugábamos todo para no descender y encima clasificar para el cuadrangular que tal vez nos podía llevar a Primera?  Defensores quedaba libre en la última fecha –como puesto con la mano- y se había estipulado que iban a televisarse los dos partidos que nos concernían por la pelea por no descender: Dálmine-Colegiales, y Flandria-Morón. Pero como ahora, de repente, desde la AFA alguien dijo que no, el argumento fue que eran estadios lejanos para una transmisión, o desde TyC, del que mejor ni hablar. Entre Dálmine y Cole arreglaron todo –del partido sólo se enteraron los que fueron a la cancha- y Flandria puso pibes de tercera y cuarta para enfrentar a un Deportivo Morón que si perdía se iba al descenso y Defe se salvaba. Además, Defensores  entraba al cuadrangular para ascender al Nacional, al que ya había clasificado. Pero siempre se prioriza en el fútbol argentino el maldito promedio. Así y todo, hubo transmisiones en la web que no pudieron evitarse, y era tan espantoso ese equipo del Gallo conducido por Pasini, que los pibes puestos en Flandria lo superaron, y a los casi 30 del segundo tiempo, los chicos de Jáuregui convirtieron un hermoso gol que al festejar notaron que habían hecho una macana: el referí –por desgracia no recuerdo su nombre, ojalá que alguien lo aporte-  lo anuló sin ninguna, pero ninguna razón, y los pibes se acordaron... y nadie protestó. Lo concreto es que Morón compró el partido a través de la adquisición inflada de dos de sus jugadores profesionales.
Todo este relato tiene que ver con que siempre es necesario no olvidar.  

miércoles, 5 de agosto de 2015

Aún con ausencias, Defe no se cae, es líder con 4 puntos de ventaja, y conserva su record de local


Hay una virtud que a este equipo, y ya esta altura, no se le puede negar: personalidad. O carácter si se quiere. Defe debía ganar para tirar al Río de la Plata todos los augurios de que se caería tras la dolorosa derrota ante Platense, y más, encima, que no contaba para enfrentar al duro Tristán con el capitán Goux, líder del fondo y del equipo, y otra vez tampoco con Sosa, parte importante de la columna vertebral del equipo. Y los miles de augurios en contra aseguraban que el problemático DT del rival, el Moncho Monzón, sospechoso de haber sido parte de la confabulación que terminó de mandarnos al descenso el año pasado, se jugaba todo para tratar de arruinarnos de nuevo la vida, teniendo en cuenta que su equipo tenía una de las últimas chances de acercarse a la punta. Arruinarnos la vida en casa nada menos, para poner en su curriculum que había acabado con el récord mayor del fútbol  argentino de los últimos tiempos: 16 meses sin perder de local, 29 partidos antes de jugar con Tristán Suárez.

PERO SON 30 LOS PARTIDOS QUE LLEVAMOS INVICTOS DE LOCAL  Y QUE LA CHUPEN MONZON  Y LOS GRANADOS.

Defe tuvo pasajes de buen fútbol en el primer tiempo, con la inédita y bienvenida unión de Baima con Chiquilito en tres cuartos, para juntarse, tocar y progresar en la cancha. El problema fue que en las llegadas profundas que se generaban, se fallaba infantilmente en la terminación de la jugada. El Topo Aguirre no estaba en una buena noche, aunque siempre amenaza con que puede romper por afuera, y eso es importante. Buono no acertaba una, y faltaban los cabezazos de Goux arriba y atrás, donde Defe llegó a sufrir hasta en saques de arquero. Defe tuvo cinco chances de gol, pero Tristán metió dos tiros en el travesaño (hasta parecía que Anconetani no era el mismo gran Tano sin Goux)
Uno de los mejores  de Defe fue Chiquilito, que en esa función de enlace –acierto de Fito que entendió que faltaba generación de juego- cumple y con creces, y se volvió a ver en el gol de la victoria, cuando en una rara pirueta metió un centro espectacular que Buono no alcanzó a conectar, pero atrás apareció el Negro Enrique como una ráfaga, confirmando también su recuperación como una de las figuras, tras algunos partidos grises.
Después, esa mala costumbre de meterse atrás paras sufrir. No parece tan difícil de entender que con la pelota uno se defiende mejor. Cuando se fue Chiquilito, Defe perdió toda posesión, y sufrió sofocones, y se dedicó a ser un equipo que muerde, pelea, y resiste, tres de sus grandes cualidades para seguir  más puntero que nunca.    

lunes, 27 de julio de 2015

Dignísima caída: Defe dejó todo, pero la salida de Goux le quitó la habitual seguridad defensiva

Defe sale a la cancha para jugar con Platense, encabezado por Luciano Goux, quien se iría lesionado rápidamente, ocasionando un daño irremediable a la defensa. 

Ya está, qué se la va a hacer, se puede perder también. Pero extrañamente, tras esta derrota con Platense, la segunda de Defe en el torneo, las sensaciones no son de malestar como si lo fueron sin embargo tras algunos triunfos conseguidos con recursos no muy gratos para la vista, y a veces sólo gracias a la ayuda del azar. Pero en este emocionante 3-4 ante Platense, Defensores sí demostró su condición de equipo animador del campeonato, de equipo con personalidad que salió a pelear con dignidad toda esa adversidad junta que pareció reservarse para el mediodía del domingo en el estadio Vicente López.
Defensores ya perdía a los cinco minutos, tras una jugada insólita para nuestra segura defensa, que provino de un simple lateral, y en la que Barbieri fue infantilmente sorprendido. Pero el Dragón fue recuperándose de a poco, y la posición de Chiquilito como una especie de enganche otra vez, como contra Barracas, le dio profundidad al equipo y más juego colectivo. Una verdadera lástima que no se ensaye más seguido  esta estrategia, y más que no haya enganches verdaderos en todo el plantel, con el adiós consumado de Vergara, y con la llegada que no fue, de Lucas Colitto. Tal vez haya uno en el equipo de  Reserva, de tan buena campaña, pero no lo sé con certeza. Pero ex extraño que la “Fitoneta” – así llaman a la Reserva de Defe, porque también es conducida por Fito Della Picca- sea una alineación de gran juego ofensivo, cuando el mismo técnico no lo aplica en el primer equipo.
Defensores empezó a manejar el partido en ese primer tiempo, pero padeció otro golpe tremendo de la desgracia: la salida por lesión de Luciano Goux. Sin su capitán, referente, y gran defensor, ya no fue el mismo Defe tan seguro en el fondo, y cada vez que Platense logró llegar con profundidad, hubo que ir a buscarla adentro. Faltaba el ordenador, el tiempista, y entonces, por más que Defensores fuera con agallas en ese segundo tiempo de locos, hasta con pasajes de buen fútbol, y lo pusiera contra las cuerdas a un calamar aterrorizado, cada réplica era mortal porque el reemplazante de Goux, Iglesias, además de no ser central, no le sobra jerarquía, y así, asombrosamente, Defe atrás era un tembladeral. Uno se pregunta si seguirá siendo Iglesias el reemplazante de Goux, en caso de que se tenga que parar algunas fechas. Y Groothius? Está en Reserva, está lesionado, dónde está?

Algún día la suerte iba a ser esquiva. Es la ley del fútbol y de la vida, que busca el equilibrio. Para no volver a esperar nunc a más los guiños de la suerte, Defe tiene que volver a ser el del principio del torneo, el que fue ante Barracas, el que fue por momentos ante Platense, aún en la derrota. No es que Defensores esté en la punta sólo por la suerte, por supuesto que no. Este equipo tiene otra gran virtud, y que ya reflejé en otros comentarios: su capacidad de lucha, su gran voluntad, que ha hecho que  haya ganado varios partidos en la hora, no  por el azar nada más, sino porque pelea hasta el último suspiro. Como también ocurrió contra Platense, dejándonos orgullosos.