miércoles, 20 de mayo de 2015

Menos mal que existe Barcelona


Después del espanto de Boca-River, de confirmar que en la Argentina el fútbol es espantado, vino la celebración de Barcelona, la celebración del fútbol para compensarnos. El respeto por la pelota, el compromiso de cada quien para dársela bien al compañero, y Lio Messi al final poniendo en práctica su otro golazo imaginado, para acabar con el amarretismo del Cholo Simeone y que el fútbol, acá en agonía, celebrara jubiloso allá en Madrid, en el Felipe Calderón.
Y como si fuera poco, el local, toda esa gente que llenó el estadio del Aleti, aplaudió de pie a Barcelona, y sus pocos hinchas apiñados pudieron festejar en libertad el nuevo título de campeón de Liga, y no hubo gas pimienta, no hubo amenazas, no hubo aprietes ni piedras, ni nada de nada de violencia. Hubo gran fútbol y paz.

Qué lejos que estamos…     

domingo, 10 de mayo de 2015

Jugando mal, algún día teníamos que perder

Tal vez Defensores no haya merecido perder, como no mereció ganar otros partidos. Defensores juega azarosamente a una ruleta rusa que alguna vez puede dispararle en contra.

Qué se la va a hacer, esto iba a pasar, jugando como jugamos, alguna vez teníamos que perder. Pero lo que me entristece de Della Picca, es que siempre empieza las declaraciones, ganemos o perdamos (como ayer) en que el equipo no jugó bien, pero bueno, hay una paridad, el presupuesto y no sé qué ocho cuartos. Escuchame, Fito, es cierto que no contamos con un dream team pero intentá jugar mejor, por favor!  Otra vez contra Flandria el primer cambio es Baima: pero por qué no lo dejás al pibe que se vaya un poco como enganche donde podría hacer la diferencia y más en los segundos tiempos donde todos están cansados. Qué te da de tan distinto Italiani, a quien los que estuvieron en Jáuregui acusan como el gran responsable del segundo gol de Flandria. Que dicho sea de paso, y yo no creo en las casualidades, se ve que que cuenta con dirigentes más pillos, porque recordando aquel arreglo tan evidente con Morón que nos mandó a la C, ahora se hicieron las víctimas pero nos mandaron a jugar a las 11 de la mañana con su complicidad, y el árbitro –que ni lo nombro a ese ciruja- fue el mismo con el que habíamos perdido por última vez, 16 partidos atrás,  ante Talleres de Remedios de Escalda, cuando nos echó a dos jugadores y nos bombeó arteramente. Esta vez nos cobró un penal en contra muy dudoso.

Pero así como ganamos tantos partidos sin jugar bien, este lo perdimos también sin jugar bien. El Topo Aguirre al fin entró y metió varios desbordes. Y basta de los delanteros momias que tenemos. Volvé al principio del torneo, Fito,  cuando te animaste al enganche o a los tres delanteros. Sino, jugando así, es como jugar a la ruleta rusa: y a veces la bala te sale en contra.  

miércoles, 6 de mayo de 2015

Defe sube y sube apoyado en dos gigantes

A Goux y Fioretto los van a tener que matar para que Defe pierda. Corner del Loco y cabezazo goleador de Goux, una fórmula letal.. 

Notable, increíble, histórica campaña del Dragón. Otro nuevo triunfo, el tercero consecutivo, de nuevo otra racha de tres victorias seguidas que se repite, y así Defensores se les escapa a todos y es el líder rotundo de la B a cinco puntos de Brown, su inmediato perseguidor.  Son 25 partidos y 14 meses sin perder de locales, y claro, en 14 fechas del torneo es el único invicto, y ya lleva 17 partidos en total sin perder, y en estos 14 encuentros sólo le han convertido 6 goles en contra.
Y si ponemos tantos números es para confirmar que este equipo es muy sólido aunque no luzca. En el triunfo 1 a 0 ante un duro rival como Atlanta, otra vez faltó el buen juego pero sin embargo y como nunca quedó evidente que Defe estrangula a sus rivales, los hace chicos, los desluce, los maniata. Atlanta venía de darle un gran baile a otro buen equipo como Barracas, el tercero del torneo, y sine embargo ante Defensores pareció, 72 horas después, apenas un equipito con intenciones, pero nervioso, confundido, pleno de errores. Es que es Defensores quien tortura a los rivales con su presión, parece Nicolino Locche, aquel gran campeón de boxeo al que le decían El Intocable porque no le podían pegar una sola mano. Los rivales de Locche terminaba perdiendo por la impotencia de no poderle entrar, lo mismo que le pasa a los rivales de Defensores: mueres desesperados por no poder entrarle. Luciano Goux no sólo nos volvió a dar el triunfo con un espectacular cabezazo tras un gran corner de Fioretto, sino que se cansó de sacar todo desde atrás, muy bien acompañado por el pibe Barbieri. Hay veces que Goux se agiganta tanto que es verdaramente una misión imposible pasarlo. Y todo lo que contagia Gouz, como contagia el Loco Fioretto, dos tipos tan esenciales para el equipo, como el agua y el aire para vivir.

Sin Sosa,  Defe definitivamente se quedó sin generación de juego, porque Iglesias sólo fue puesto por Della Picca  para la destrucción. Por izquierda Defe nunca pudo perforar al rival, ya sea con Baima o Italiani. Enrique estuvo más ocupado en la contención y Buono y Chiquilito no tuvieron una buena noche (tampoco Gamarra cuando entró, y el Topo Aguirre, Fito???) Como a veces pasa con los posteriores triunfos del Dragón, el partido, bastante aburrido parecía irse derechito al 0 a 0. Pero, ¿quién tiene semejante cabeceador? ¿Pero quién tiene semejante ejecutante, y quién tanta leonera en el fondo? ¿Y quién -por favor que alguien me lo diga-, quién tiene un equipo que tanto pero tanto mete como este Defensores de una campaña inapelable.              

sábado, 2 de mayo de 2015

Güe güe güei paisanos, primeros solos vamos...

El Negrito Enrique festeja su gol con Baima, el gol que le dio una nueva victoria a Defensores, está vez en Agronomía. Defe volvió al buen juego en un primer tiempo casi perfecto. La punta ahora está en el Bajo.

Ese grito es de la tribuna de 40 años atrás, pero es lo que primero me salió tras la nueva victoria del Dragón, esta vez de visitante ante Comunicaciones  por 1 a 0, y la sorpresiva segunda derrota consecutiva de Brown que nos deja punteros, a dos puntos de ventaja del ahora escolta de Adrogué. Me contó mi amigo Damián que en el primer tiempo Defe la rompió, que debió haber terminado con más de una gol de diferencia en esa etapa –metió dos tiros en los palos-, y que por no definir, al final del partido, terminó apretado. Y que las figuras fueron Fioretto, Enrique (autor de su primer gol en el torneo) y el pibe Barbieri. Aún sin el lesionado Luciano Goux, clave para el fondo y para todo el equipo, Defe pudo mantener el cero en su arco (apenas lleva 6 en contra, otro récord de este equipo récord), y el invicto que sigue en soledad, como ahora la punta. Cuánta alegría junta, Dragón. Es que encima hoy se volvió a jugar bien!
El martes, y por el habitual programa televisivo de TyC Sports que conduce Defe,  enfrentaremos a Atlanta a las 21 en el Pasquale. Un partido imposible de perder. Porque rivales como Atlanta dan la posibilidad de conocer todavía más con claridad las reales posibilidades de nuestro equipo. Que cómo se ve parece que son muchas, aunque recién se lleven jugadas sólo 13 fechas de 42. Ojalá pueda volver el gran capitán Goux, aunque seguro no estará Sosa, que salió lesionado y además sumó la quinta amarilla, y está en duda el pelado Buono, que también fue reemplazado en la cancha de Agronomía por lesión.

Vamos Dragón, que con los de Villa Crespo siempre es un partido aparte…        

miércoles, 29 de abril de 2015

Yo te amo, yo tampoco


Aunque a algunos no le gusta, Fito retornó el 4-4-2, y aún sin lucir, sigue llevando a Defensores a una campaña magnífica. No se juega bien pero se gana 

La felicidad es un gol de Defensores. Porque la felicidad  es apenas momentos, y el gol de Buono para el 2 a 1 a Español, otras vez sufriendo y faltando poco, fue otro instante hermoso, gritar, abrazar,  celebrar. Estamos segundos a un solo punto del puntero Brown, gracias a  que el amigo Almirante, por la maestría de un  viejo enganche como el Rengo Díaz, lo dejó nocaut.   
 Un gran poeta dijo: “…Si quieres ser feliz, no analices, no analices…” 
Porque el análisis nos detiene la felicidad: es que de nuevo jugamos mal. Estamos de acuerdo que es una epopeya le estadística de llevar un año y casi dos meses como invictos de local, y de ser el único invicto del torneo, y  el único invicto de todos los torneos de ascenso (en Primera, solo Boca, River y Central ostentan ese orgullo pero con dos partidos menos) Es decir que lo de Defensores es muy destacable, pero más que nada es heroico.
 Cómo puede ser que ante los Gallegos, el eterno Serrano haya sido siempre la salida por derecha. Nadie se da cuenta de sus limitaciones? En la noche del martes hizo algunas cosas de amateur. Es que lo mandan a hacer cosas que no le corresponden. Serrano de 4 y marcando estaría bien, pero no lo obliguen a hacer cosas que no le salen. Hubo algún partido donde pudo imitar a “Cafú”, pero no.
Por fortuna el Dt leyó a este blog y puso a Baima de titular…  es una broma… Es que lo habíamos visto  en un par de compactos de la Reserva y nos parecía que debía tener una chance en primera. Sin jugar un partido extraordinario, dio una asistencia perfecta en el primer gol de Chiquilito, y pudo haber marcado el segundo en ese primer tiempo, y en el complemento metió un centro de “taco y tiza” y después hizo una gran jugada previa para comerse un gol de contra por no tener habilidad en la pierna derecha.
Pero con Baima por ahí es otra cosa (que pasaría si jugaría de enganche, pero perdón Fito por mencionar esas cosas), y con la vuelta de Fioretto, todo es mejor. Aunque el Loco a veces enloquece y se pone al borde de la expulsión.
La virtud de este equipo es la notable entrega: esa su virtud. El triunfo fue gracias a una gran asistencia de Enrique en un pelota  perdida y la hizo desparramado en el piso. Y casi los noventa minutos los jugó nuestro gran capitán Luciano Goux con un esguince de tobillo, que le ocurrió en la media hora del primer tiempo y que no lo iba a mandar a ducharse. Goux dijo yo no salgo y no salió.

Te amo Defe, y te volví a amar por esta felicidad que me alumbró el martes, del triunfo que parecía imposible, esa mística que dura eterna, que tantos alguien habrán sembrado ahí nomás de la Techada. Cuando ya todos saben que es un martes gris, que Buenos Aires sufre el enchastre amarillo...

PD: el título de esta nota corresponde a una canción francesa de los años '80, en la que se escuchaba a una pareja heterosexual haciendo el amor (). Si el amor se concretaba estábamos conformes, pero tal vez las formas no, si no había compromiso con el romanticismo,  la poesía., si no había fantasía. Era hacer hacer el amor= ganar, y poco más. Es el amor un poco parecido al fútbol...

martes, 21 de abril de 2015

Anconetani nos salvó

El arquero está pasando por un gran momento, y contra Almagro fue clave para que no perdiéramos. Hace varios partidos que Defe juega mal. Sumar puntos no significa jugar bien. 

Tenemos un arquero que es una maravilla… Si no fuera por el gran Tano del arco,  hoy estaríamos sufriendo el adiós al invicto. Se volvió a jugar muy mal contra Almagro, el último y uno de los peores equipos del torneo, y como nos tiene acostumbrado con sus caprichos, el DT Della Picca siguió sin modificar nada, y aquella esperanza que había abierto al principio del campeonato de jugar con enganche o con un 4-3-3 volvió a quedar en el olvido. Albano Anconetani sacó mucho para quedar en el 0 a 0 final, fundamentalmente en ese primer tiempo en el que Defensores fue un equipo bien chiquito, con pocas aspiraciones. También Luciano Goux fue fundamental para conservar el cero en arco propio. Porque de modificar el cero en el otro, ni hablar. ¿No está ya para jugar Gonzalo Gil? ¿Y Rojas, sigue en la Reserva? ¿Y el pibe Baima?  El que no sabía no podía imaginar que se trataba del escolta del torneo.
Con Fioretto tampoco es que se estaba jugando a las mi maravillas, pero está claro que su ausencia pesa. Es verdaderamente insólito poner a Vergara de doble cinco. Y tal vez por un esfuerzo al que no está acostumbrado se haya lesionado en el partido en Villa Raffo.  Al final del partido, Enrique casi pone el triunfo para el Dragón tras un desborde de otro absurdamente ignorado, el Topo Aguirre, que entró faltando menos de 15 minutos. Todos los partidos no se va a poder tener la suerte de ganar jugando mal.  Si Fito no cambia, y sigue con la ambición entre rejas, alcanzar a Brown va a ser un imposible.   

jueves, 16 de abril de 2015

¡Goux en la hora!

El gran Luciano nos salva otra vez. La mística de estos muchachos se mantiene. Pero nos vienen salvando los defensores: Fito debe resolver la falta de peso de los de arriba. 

Desahogo Dragón del martes por la noche. Después de jugar mal, otra vez mal, Defensores sacó un resultado positivo y aún con mucho errores y poco juego, venció merecidamente a los tantos de "carmela" Pasini. Es que lo más raro de este gran presente de Defensores -va segundo, a dos del puntero Brown,  le sacó cuatro al tercero, va invicto en el torneo y lleva la escalofriante marca de 23 encuentros sin caer de local- es que con muchos problemas en la gestación de juego, con algunas jugadores que no está pasando su mejor momento - ¿el pelado Buono?-, de todas maneras Defensores suele imponerse con justicia. Contra Italiano, cuando fue difícil ver tres pases seguidos, antes del gól agónico del gran capitán Luciano Goux (creo que ese muchacho se va a meter en la historia importante del club), Defe había tenido cuatro claras situaciones de gol y el rival ninguna. Es decir, más allá de que lejos está de lucir, Defensores tiene una entrega y una solidez, envidiables.
No se entendió mucho el planteo que intentó Della Picca para suplir la ausencia importantísima de Fioretto. Llamó la atención que pusiera a Vergara de doble cinco y a Italiani por izquierda como volante carrilero sin mayor destino que el de correr y después no saber a quién dársela. Y la dupla atacante Buono-Chiquilito, dejó bastante que desear. Uno miraba el banco, y Baima-Aguirre-Gil parecía el trío ofensivo que debía estar y no estaba. Por lo menos Fito hizo ingresar a Baima, quien mostró muchas movilidad por izquierda, aunque siempre con la orden de Fito de ahogarse contra la raya. Ese pibe suelto, nos podrías dar alegrías, o a al menos algo de fútbol. A él le cometieron cuatro foules en campo rival, y en el último llegó el gran tiro libre de Enrique (el más audaz de Defe, metió una notable corrida que el arquero desvió y la pelota pegó en el travesaño) que el gigante Goux peinó al gol.
Tardó Fito el martes en hacer los cambios, y encima, con lo mal que se jugaba, no realizó los tres permitidos. Pero a nuestro DT le sale todo, debe haber visto antes esa bola mágica que Goux conectaría a nuestra felicidad...